"Es genial comprobar que todavía tienes la capacidad de sorprenderte a ti mismo". Kevin Spacey en American Beauty

martes, 5 de junio de 2012

El sector asegurador y el gasto público

UNESPA pide incentivos a la contratación de seguros de Salud


El sector asegurador podría contribuir en mayor medida a aliviar el gasto público en sanidad si el Gobierno incentiva la contratación de seguros privados, según explica a la agencia Efe la presidenta UNESPA, Pilar González de Frutos. Recuerda que el Seguro ya contribuye a reducir la presión sobre los distintos servicios sanitarios públicos tanto de forma directa, a través de la Asistencia Sanitaria a las distintas mutualidades de funcionarios, como indirecta, gracias a que más de ocho millones de personas tienen un seguro privado de Salud.

Según la presidenta de UNESPA, el gasto sanitario anual de las aseguradoras está en torno a los 700 euros por asegurado, frente a los 1.200 euros que le cuesta de media por ciudadano al sistema público de salud.

Defiende también la necesidad de lograr un mejor tratamiento fiscal para los productos de ahorro a largo plazo, para alentar a la gente a contratarlos en lugar de otros productos “más cortoplacistas”. Desde el punto de vista de la presidenta de UNESPA, esta carencia ha influido en la actual crisis financiera, porque “si hubiéramos tenido mayor masa de dinero ahorrada en España, se tendría menos dependencia de la financiación externa”. Recalca que, por eso, “hoy estamos pagando estos diferenciales tan altos e injustos”.


Empezar a ahorrar cuanto antes

Insiste, en esta línea, en la necesidad de que la gente empiece a ahorrar lo antes posible para completar la pensión estatal por jubilación, por lo que recomienda empezar a hacerlo en cuanto se acceda al primer empleo. "Empezar a ahorrar para la jubilación cuando ya se han cumplido los 50 es muy tarde", recalca.

Reconoce, por otro lado, que como el resto de la economía española las aseguradoras también notan la crisis, lo que es “natural”, porque buena parte del negocio gestionado por los seguros está “en íntima conexión con la evolución de la economía productiva española”.

En cuanto al fraude, que también crece en tiempos de crisis, explica que las aseguradoras aumentan cada año su inversión en sistemas de protección contra el fraude de sus clientes, algo rentable, ya que cada euro que se gastan con este fin logra evitarles el pago de otros 46 euros en siniestros indebidos. "Cuando se defrauda a una aseguradora, en realidad a quien se está perjudicando es a todos sus clientes", dice.